Reforma a la ley de SADP: No sigan manchando la pelota

Por Karen White.- A principios de mayo del año 2016, un grupo de diputados presentó un proyecto de ley que buscaba modificar la cuestionada ley 20.019 que regula las Sociedades Anónimas Deportivas Profesionales, tras la desafiliación de Club Deportes Concepción de la ANFP producto de una crisis económica que sostenía desde hace varios años.
Dicho proyecto pretendía mediante cuatro puntos fundamentales modificar ciertos aspectos de la ley, donde se incluía la idea que los clubes del fútbol chileno pudiesen constituirse como personas jurídicas sin fines de lucro; que las Sociedades Anónimas estuvieran bajo la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros independientemente fueran abiertas o cerradas; eliminar los conflictos de interés que pudieran presentarse en las Sociedades Anónimas, y por último, dar la posibilidad que los socios e hinchas de los clubes llegaran a tener una participación más importante dentro de sus respectivos clubes. Esto último se concretaría a través de la propuesta que las y los socios terminaran convirtiéndose en una especie de accionistas y que de esta forma podrían tener un mayor grado de participación dentro de los clubes.
Sin duda que constituyó un gran paso volver a poner el tema en la palestra, aún más cuando ya se cumplen casi 12 años desde que se implementó la ley. Sin embargo, el proyecto no es mucho más que un ajuste al modelo neoliberal y de mercado al cual está sometido nuestro fútbol, dejando en evidencia una vez más que tanto la Nueva Mayoría como Chile Vamos representan coaliciones al servicio de los intereses de los empresarios, y por lo demás, lejanas a las verdaderas transformaciones por las que como pueblo chileno hemos luchado.

La reforma a la ley no nos deja conformes como hinchas que queremos la recuperación de nuestros clubes, no busca transformar el modelo actual de sociedades anónimas sino más bien lo maquilla para seguir perpetuando la lógica mercantil en espacios populares de recreación como los clubes deportivos en el fútbol, busca continuar con el modelo neoliberal que lo único que hace es privatizar hasta lo más genuino de nuestra sociedad con el fin de sacar algún provecho económico.
El destino de la reforma
La reforma a la ley 20.019 finalmente quedó en tierra de nadie y tampoco se concretaron barnecheaavances. Hoy en día seguimos teniendo los mismos problemas dentro de nuestros clubes, ejemplo de aquello es lo recientemente ocurrido con Barnechea donde los conflictos económicos entre las sociedades anónimas deportivas casi terminan por dejar al club al margen de la división de la Primera B.
A nivel parlamentario no hay un debate en torno al tema y mucho menos forma parte de la agenda pública. Debemos entender que este problema no es algo que se produzca solamente a nivel local, pues la lógica del fútbol mercado es algo que sucede a nivel general, razón de aquello fueron, por ejemplo, los escándalos de corrupción de la FIFA destapados hace un par de años; o también lo recientemente sucedido con un supuesto “cartel del fútbol” que está investigando por estos días la Fiscalía Nacional Económica y que podría terminar con la ANFP, y acorde a lo trascendido, incluso podría dejar a la selección chilena fuera del mundial de Rusia.
En cuanto a la organización popular e instancias de discusión por parte de las y los hinchas, en septiembre del año pasado se marcó un importante hito tras la conformación de la ANCOH (Asociación Nacional de Clubes y Organizaciones de Hinchas) que pretende promover una alternativa al modelo actual de administración de los clubes deportivos recuperándolos para las socias, socios e hinchas. No tenemos la certeza si la ANCOH constituye una verdadera instancia de representación, sin embargo, debemos reconocer que es un avance en cuanto a la organización.
¿Qué nos queda por hacer?
Bajo el adverso panorama no nos queda nada más que apostar y luchar por la organización popular en cada uno de los espacios al interior de nuestros clubes o desde plataformas de organización donde unamos fuerzas entre diversas organizaciones de hinchas, levantar con fuerza las banderas de lucha por la democratización de nuestros clubes como la única forma de avanzar en participación real y efectiva al interior de ellos.
Tengamos la convicción que otro fútbol es posible y no sólo bajo la consigna “Fuera las SADP”. Como verdaderos propietarios de nuestros clubes debemos avanzar más allá e incluir dentro de nuestra lucha la promoción de una nueva alternativa de administración de clubes deportivos recuperándolos para las socias, socios e hinchas. No esperemos que terminen las concesiones, el momento para acabar con el modelo neoliberal dentro del fútbol chileno es ahora, y podría ser el primer paso para avanzar en la concepción del deporte y la recreación como un derecho social.
Fuente: Izar

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Lo importante es la nobleza de los recursos utilizados
Marcelo Bielsa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »