Seis años de la partida de Sócrates: el fútbol como herramienta de lucha anti-dictatorial en Brasil

Por Yerko Aravena / resumen.cl.- Hace 6 años, el 4 de diciembre de 2011, falleció un tremendo futbolista: Sócrates. Además de ser un jugador que desatacaba por su talento en la cancha, también pasaría a la historia por sus acciones fuera de ella, al ser un incansable luchador por la democracia en plena dictadura brasileña. Y no sólo eso, pues apostaría junto a amigos y compañeros de club (en aquel entonces, Zenon, Wladimir y Casagrande, entre otros, que formaron parte del equipo Corinthians Paulista) por promover la democratización de todos los espacios sociales, en donde el fútbol también formaba parte. De ahí surge la llamada “Democracia Corinthiana”, una breve experiencia de democracia directa, horizontal y en igualdad de condiciones entre todos quienes componían el club; futbolistas, directivos, cuerpo técnico, utileros, choferes, etc. los que participaban en todas las decisiones, las que eran deliberadas en asamblea en donde tenían derecho a voz y voto igualitario. Y esto tenía su razón de ser: La democracia no (sólo) se exige, sino que se practica, y está incompleta si no se instaura tanto en las estructuras políticas como en los espacios más particulares de la sociedad. 

Así pues, todo era motivo de debate y deliberación: desde qué se comía, hasta si se realizaban concentraciones antes de cada partido o la liberación de los pases de los jugadores, por lo cual cada futbolista era libre de estar en el club o de marcharse: “nadie es dueño de nadie” y “nadie será obligado a nada”. Asimismo, y probablemente facilitado por un cuerpo técnico dispuesto a abrir espacios de discusión dentro del plantel, se comenzaron a considerar las demandas y las propuestas de los jugadores, lo cual prontamente se hizo extensivo al resto del club. Incluso marcó un precedente democrático, tanto para aquel momento como para hoy en día, cuando los jugadores eligieron por primera vez a su director técnico, así como a su reemplazante cuando éste no tuvo buenos resultados. Al poco tiempo, algunos jugadores y grupos de hinchas organizados comenzaron a incidir en la política interna del club y su relación con las instituciones políticas externas.
Ahora bien, Sócrates y los demás integrantes de la Democracia Corinthiana tuvieron claro que era impensado una “isla” de democracia en un contexto autoritario y, actuando sobre aquel problema, su mayor impacto fue el ser un bastión de propaganda anti-dictatorial a la vez que un espacio subversivo si se considera el contexto. Y como no, si además este equipo “demócrata” fue parte de la lucha social anti-dictatorial en un país tan futbolizado como violentado. Así pues, rompieron el prejuicio del futbolista ensimismado en su labor dentro del Estadio, hicieron frente a la oposición externa e interna dentro del mismo club y se hicieron parte del llamado a elecciones directas (la famosa campaña “diretas já” desarrollada entre 1984 y 1985), movilizándose para exigir la restitución del derecho a voto universal, la elección del Presidente de la República mediante ese mecanismo y la recuperación de las libertades democráticas robadas por el régimen dictatorial que gobernó Brasil entre 1964 y 1984. Así pues, el Corinthians se las arregló para desafiar a la dictadura dentro y fuera de la cancha, mientras que, en las calles de las principales ciudades brasileñas, los movimientos sociales comenzaban a desbordarse (así como acontecía también en Argentina y Chile) y el movimiento democratizador tomaba mayor fuerza.
Hay algo que no es menor. Este además, era un equipo de alto nivel. El año 1982 y el año 1983 ganaron el campeonato Paulista. Es precisamente en la previa de la final de aquel año cuando los jugadores del Corinthians salieron al campo de juego con un lienzo que recorrería el mundo, con la leyenda “Ganar o perder, pero siempre con Democracia”. Luego, esa frase se hizo popular con justa razón; “Ser campeón es un detalle” y “Ganar o perder, pero siempre con democracia” fueron las consignas que mejor reflejaron aquel proceso vivido en el Corinthians y en donde Sócrates aportó su cuota. Una oración potente si tomamos en cuenta que, lo que estaba en juego, eran más que 90 minutos y era más que un partido de fútbol. Eso lo dejaría claro el mismo Sócrates al señalar que “las victorias políticas son más importantes que las victorias de fútbol. Es más que el deporte”.
Fuente: Resumen.cl

2 Responses to “Seis años de la partida de Sócrates: el fútbol como herramienta de lucha anti-dictatorial en Brasil”

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
No se trata de cuántos kilogramos de carne se come o de cuántas veces por año pueda ir alguien a pasearse por la playa, ni de cuántas bellezas que vienen del exterior puedan comprarse con los salarios actuales. Se trata, precisamente, de que el individuo se sienta más pleno, con mucha más riqueza interior y con mucha más responsabilidad.
Ernesto Che Guevara
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »