La “formación y venta de jugadores”

Eduardo Vargas en el Napoli

Es una de las cuatro áreas de negocios de la concesionaria Azul Azul S.A., de acuerdo a su modelo de negocios (las otras son los ingresos relacionados con el día del partido, derechos de comercialización de la marca y derechos de transmisión de los partidos). Los directivos de Azul Azul nunca han tenido reparos en señalar públicamente que la U es un club “exportador de jugadores”. Al final del año posiblemente más exitoso de la historia en títulos para la U, comienzan las ventas de jugadores, partiendo por Eduardo Vargas, y surgen dos interrogantes: ¿se tendrá un equipo competitivo para la próxima Copa Libertadores? ¿Qué beneficios trae la venta para el Club?.
Durante el período en que la operación de Vargas se encontraba en proceso, la duda era si se quedaría hasta junio próximo, intención manifestada repetidamente por directivos de Azul Azul, o la venta sería inmediata. El resultado es conocido, Vargas ya se va a Italia. Con el horizonte de la Copa Libertadores al alcance de la mano, queda en evidencia que los objetivos deportivos están muy abajo en la escala de prioridades. De hecho, no son un fin en sí mismos, sino que a la empresa le interesa obtener logros deportivos en la medida que esto signifique mayores ingresos. Nadie desconoce que antes de la concesión, la U también vendía a sus mejores jugadores. Es parte del “financiamiento” de un Club y derecho propio del emprendimiento profesional del jugador. Sin embargo, es la primera vez que abiertamente la decisión responde directamente a las actividades del club como empresa con fines de lucro y a los intereses de los inversionistas, que, como empieza a quedar claro, no siempre son los mismos que los de los hinchas.
En este sentido nos orientamos a la segunda interrogante. ¿Qué beneficio trae para el Club la venta de un jugador como Vargas? ¿Qué parte de ese ingreso irá en beneficio del club y qué parte al bolsillo de sus accionistas? Se ha dicho que 2/3 de las ganancias obtenidas por la venta del jugador (unos U$4.000.000), iría para la construcción del estadio. ¿Qué beneficio puede traer a largo plazo para el Club un estadio si se sigue con la lógica implantada desde el CDA, es decir construir sin sentido de propiedad, administrando solo mientras dura la concesión? Paralelo a esto, el Internacional de Renca, que recibirá unos $180.000.000, discute cómo invertirá dicho monto a beneficio del Club, mientras el Directorio de Azul Azul discute cuanto irá a su bolsillo. Lamentablemente, en algunos casos el desarrollo del área de negocios “formación y venta de jugadores” se contrapone con los objetivos deportivos de los hinchas, y aún más con los objetivos que puede tener un Club Deportivo (concepto que debería quedar erradicado por completo del léxico futbolero para tratarlos como corresponden, empresas que buscan beneficios y lucro a costa de la pasión del fútbol).
Fuente: http://www.socioscorfuch.cl/

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Radio Plaza de la Dignidad

    Fútbol, Ideas y Revolución
    El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue.
    Eduardo Galeano
    Traducir
    Contacto y Redes Sociales

    Correo:

    Correo

    Twitter:

    FRtwitter


    Facebook
    FacebookFR

    Google+

    Estadísticas del FR

    estadisticasFR50 copia

    BanderaFRondas

    Twitter
    Talleres y Actividades

    AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

    El Fantasista40

    ciclo cine FR

    unete al estrella

    Medios Populares

    FR contra el capitalismo

    barra lateral copia

    AIT

    againsfm copia

    diegonofn copia

    FR antiracista copia

    anti-represion1 copia

    no+afp1

    mapuche copia

    Internacionalismo
    Translate »