Partido del Athletic femenino contra Arsenal destinará recaudación a proyectos contra violencia de género

Por Amaia U. LASAGABASTER
10 años de aniversario y homenaje mutuo: El 6 de octubre de 2002, y como consecuencia de su unión con el Leioa, que había conseguido el ascenso a la Superliga cuatro meses antes, el equipo femenino del Athletic se vestía de largo de forma oficial vapuleando al Torrejón en Lezama. Esa misma temporada, el 27 de abril de 2003, las leonas repetían goleada ante el Híspalis, en un San Mamés abarrotado, para alzar su primer título de Liga.
Ha pasado una década de aquel primer curso histórico. Algunas supervivientes de aquel equipo debutante, que ha engordado su palmarés con otros tres títulos, defienden todavía la camiseta rojiblanca, junto a compañeras que por aquel entonces apenas levantaban un palmo del suelo. Y lo hacen convertidas en un referente del fútbol femenino, en Euskal Herria y más allá de sus fronteras, y con la misma ambición que, diez años después, puede verse nuevamente recompensada.

Por todo eso, las leonas recibirán un homenaje el sábado. A la manera tradicional, con aplausos, fiesta, música -desde una hora antes del encuentro habrá ambientación en los alrededores del estadio-, pero sobre todo como más disfrutan. Sobre el verde de San Mamés y ante un rival de campanillas. El Arsenal inglés que, con una docena de Ligas, una decena de Copas y un título de Champions League en su palmarés -en su séptima participación en la máxima competición continental, disputará la ronda de cuartos el próximo mes de abril-, dará aún más lustre a la cita de la Catedral.
El equipo, que por segunda temporada consecutiva dirige Juan Luis Fuentes, no será, con todo, el único homenajeado de la jornada. Las jugadoras, tal y como destacaba ayer su capitana Iraia Iturregi, tampoco quieren olvidar el papel del propio club en el fomento del fútbol femenino en el territorio. Este, a su vez, destinará la taquilla a proyectos de lucha contra la violencia de género. «Como hicimos la temporada pasada con las pantallas gigantes de San Mamés en las finales, cuya taquilla fue para la Misericordia, o con otros proyectos del club y la Fundación -destacaba el directivo Jokin Garatea durante la presentación de la cita ayer en Lezama-, lo entendemos como una manera de devolver a la sociedad algo de lo que la sociedad le da al Athletic».
Éxito social y deportivo
En el plano sentimental, la fiesta también pretende «valorar la apuesta que hizo en su día el club por impulsar el fútbol femenino y a las personas que llevaron adelante este proyecto», decía Josu Urrutia. Coincidía Iraia Iturregi -una de las supervivientes de aquel primer equipo-, al destacar en su valoración de esta década que el club «tiene mucha culpa de que muchas chicas en Bizkaia y en Euskal Herria se hayan animado a jugar al fútbol y tengan más facilidades para hacerlo. Todavía hay mucho trabajo por hacer, pero el fútbol femenino ha evolucionado mucho y creo que el Athletic ha ayudado en ese sentido».
En el plano deportivo tampoco hay peros que señalar en estos diez años. «Hemos conseguido cuatro Superligas, creo que es todo un éxito, aunque ahora llevemos varios años seguidos sin ganar. Pero ya la temporada pasada demostramos que teníamos un equipo para competir por la Liga y la Copa -el Athletic se hizo con ambos subcampeonatos-, y este año, viendo cómo está el equipo, vamos a intentar conseguir las dos. La valoración es muy positiva -insistió la capitana rojiblanca-, mucho mejor de lo que nadie esperaba cuando llegamos al Athletic».
A la espera de lo que pueda traer la temporada en ese sentido, las leonas se concentran ahora en la cita del sábado, que se toman «como un partido de competición internacional. Por jugar en San Mamés, donde algunas ya lo hemos hecho y otras debutarán, y también por el rival, que es uno de los mejores equipos de Europa».
Las entradas (2 y 4 euros para socios, 3 y 5 euros para público en general) pueden adquirirse desde mañana en San Mamés. El sábado se abrirán las Tribunas Principal y Norte, aunque si la demanda es superior se abrirá también el resto.
Fuente: www.gara.net

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Soy profesor de filosofía y psicopedagogía; certificaron que no sé nada de ninguna de las dos. Di clases en una secundaria hasta que me echó la dictadura. Hablar de Freud era suficiente para ir a la cárcel. Así de burros eran estos muchachos, además de criminales"
Ángel Cappa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »