La peor derrota de un partido de fútbol… el que se jugó en el nacional

Por Leo.
Uno de mis anhelos como adepto al fútbol fue conocer el Estadio Nacional, el cual siempre vi importante por sus eventos realizados ahí, sobre todo deportivos. Los temas que conocía previamente a la visita al estadio correspondía a que allí había jugado Pelé, Garrincha, Maradona, Cazely, Deportes Iquique había disputado una liguilla de promoción para Copa Libertadores, se había jugado un mundial de fútbol  la disputa de partidos finales de copa libertadores de América y obvio, se juegan los partidos de la eliminatorias de la selección chilena.

Por otra parte, tenía el claro conocimiento que sirvió como centro de detención en tiempos de dictadura… y ese camino recorrí, con quienes sufrieron en carne propia, el ser catalogados como “presos políticos”. En este caso, los militares sólo buscaban aplastar a su propia gente por merito a los intereses imperialistas de Nixon y la CIA.  Por otra parte, mi percepción hacia el estadio que tenía hasta el momento, se esfumó rotundamente.
426809_10151323338612731_2106831628_nLlegamos hasta una de las escotillas del estadio (lugar de acceso de los asistentes a las graderías). Las rejas hablan por sí mismas, emanan desde los fierros las manos marcadas por la sangre y el sudor de las torturas. En esos momentos, se me vino de inmediato la imagen de los compañeros aferrados a ella con el jadeo de la libertad. Allí estaban encerrados, allí veían a sus familiares que desde la avenida Grecia, hacían señales desesperadas en búsqueda de si su familiar o amigo(a) seguía con vida. Ya en esos momentos el dolor inunda inmediatamente la escotilla, es como si un agujero bajo del césped de la cancha lo tiene guardado, cubierto, peor aún, escondido…
Recorro el lugar y con asombro sus paredes gritan y encarnizan la desesperación de las personas que allí estuvieron, de las que allí estaban pensando si el día de mañana seguirían con vida o si sus familiares estaban vivos en esos momentos o si han sido arrestados, y de ser así, en qué lugar se encontrarían. Se aprecia el recuerdo y grito de ellos, dado que con anotaciones a través de los rasguños a las paredes expresan su dolor, se perciben sus nombres y una frase como “mi corazón está quebrado”. Son momentos apabullantes, como si no existiera otro espacio más que de dolor. En esa escotilla dormían las personas, las cuales se albergaban bajo  la manta del frío  situación que no les jugaba a favor para nada, al parecer, hasta esos momentos los milicos hicieron suya la temperatura, la cual parecía una prolongación de las torturas, o sea, nada alentador…
En esos  instantes mientras escuchaba el relato de las victimas que sufrieron las situaciones inhumanas, repaso mis recuerdos de los eventos futbolísticos y se mezclan con el sufrimiento, ya no pienso en algarabía ni el festejo o la frustración de algún resultado, sino que en las atrocidades cometidas allí, me cambia la percepción,  me es más importante destacar y  gritar más lo segundo que lo primero. A su vez, siento una contradicción profunda en el recinto, me imagino que mientras los jugadores se encuentran en el camarín recibiendo las instrucciones del técnico, hace unas décadas atrás se mantenían los prisioneros en estado de “cosa”, “carne inerte” a hermanas y hermanos, recibiendo las instrucciones que eran la escoria y delincuencia acrecentada en el país… ¡vaya horror!
408685_10151323343092731_1256398997_n¿Sabrán los jugadores de los equipos de fútbol  mientras se ponen sus respectivas indumentarias en el camarín, lo que sucedió en esos mismos camarines, donde mantenían encerrados como ratas a sus compatriotas? ¿Será que algunos jugadores recuerden que estuvo detenido un ex jugador de fútbol  quien en tiempos anteriores ejercía su trabajo en el rectángulo de césped y que el recordado y flamante medio campista Chamaco Valdés iba en su visita para ver el estado de su amigo? ¿Será que solo se sabe de fútbol al mencionar el estadio nacional, sin considerar su historial negro como coliseo de la tortura y de la muerte? O ¿será que no corresponde recordar estos hechos dolorosos y solo se debe mencionar que allí se logro el tercer puesto de un mundial de fútbol.  Bueno, todas estas interrogantes me las hice una vez que me devolví a casa, creo que alguna noción de tipo anecdotario o de cuasi leyenda pueda que tengan los profesionales que ejercen su labor en el recinto y algunos hinchas del fútbol  y claro está, que mas de algún jugador, comentarista deportivo o hincha del deporte sepa lo que sucedió, pero me sigue embargando la certeza que más doloroso que cualquier resultado en contra de algún equipo que apoye en ese recinto, es el dolor esencial que llora así mismo, que grita a sí mismo, el sufrimiento en manos de la inhumanidad en aquel recinto…
Fuentes:
– Recorrido Estadio Nacional (5 de enero 2012)
– Documental Estadio Nacional, Carmen Luz Parot.
Fuente: http://revistadelespiral.wordpress.com

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
En el fútbol todo se complica por la presencia del rival
Jean Paul Sartre
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »