Ascenso, caída y sustentabilidad del fútbol moderno

El Málaga de España es una buena muestra del ascenso y de la caída vertiginosa de algunos clubes de fútbol. En 2010, el jeque Abdullah Bin-Nasser Al-Thani adquirió las acciones del equipo e invirtió millones refuerzos. Así, el Málaga logró ubicarse entre los primeros puestos de la liga española. Su pico máximo de rendimiento se dio en la pasada edición de la Champions League, cuando fue eliminado en cuartos de final en el último minuto por el Borussia Dortmund. Pero en junio pasado, el Tribunal de Arbitraje deportivo (TAS) ratificó que el club no podrá competir en la próxima edición de la Europa League por las deudas que mantiene. El entrenador Manuel Pellegrini, hacedor de las grandes campañas de los tres últimos años, se marchó al Manchester City.
En Europa, actualmente los clubes son ricos por tradición o por la chequeara de sus propietarios. Hace unos años, magnates como Roman Abramovich y Sulaiman Al Fahim volcaron dinero fresco en Inglaterra y reavivaron a equipos antiguos como el Chelsea y el Manchester City, que tras largos años de campañas mediocres vieron llegar estrellas al campo y títulos a sus vitrinas.

Hoy es el turno de Francia, un fútbol históricamente de segundo orden, que replica el modelo inglés y gracias a la chequeara de árabes y rusos ve llegar estrellas a sus equipos. En este mercado, el uruguayo Édison Cavani fue el crack que arribó al París Saint Germain, hoy bajo el ala del qatarí Nasser Al-Khelaifi. Antes, lo habían hecho Ibrahimović, Pastore, Lavezzi y David Beckham entre otros, poblando de estrellas un club que hace pocos años corrió riesgo de perder la categoría.
Hoy, el club francés de moda es el Mónaco, quien gracias a los millones del magnate ruso Dmitry Rybolovlev ya presentó a los colombianos Radamel Falcao y James Rodríguez, al francés Jeremy Toulalan y el portugués Joao Moutinho. Multimillonario gracias a su empresa de fertilizantes de potasio, Rybolovlev hoy es dueño de un emporio, al que incorporó el club francés en 2011. El ruso se quedó entonces con las acciones del club por el simbólico precio de un euro, cuando el equipo estaba en segunda. Hoy aspira a ganar la League 1 y pelear por la Champions League.
La liga española, lejos de estos proyectos, ve derrumbarse su modelo de derechos televisivos. A partir de 2015, los clubes negociarían los derechos de forma conjunta. El Real Madrid y Barcelona cotizan como los clubes más importantes del mundo. Se repartieron las últimas 9 ediciones de la liga. Pero detrás de este duopolio multimillonario y rentable, la clase media del fútbol español ve emigrar sus figuras a la Premier League: Jesús Navas y Negredo, al Manchester City; Antonio Luna, al Aston Villa, Jordi Amat, al Swansea, Iago Aspas, al Liverpool, son algunos de los que se marcharon recientemente. En total, al menos 32 españoles jugarán en la próxima temporada de la Premier.
En Argentina, los equipos mantienen su perfil exportador de futbolistas, pero no por eso logran achicar sus pasivos. En los últimos años, los equipos más importantes han perdido la hegemonía que tradicionalmente mantenían sobre el resto. Esta semana, el diario La Nación realizó una breve reseña sobre esta cuestión:
· Ocho de los últimos diez campeones no fueron equipos grandes. Con excepción de los títulos de Boca en el Apertura 08 y el Apertura 11, el resto fueron para Vélez (Clausura 09 y 11, e Inicial 12), Banfield (Apertura 09), Argentinos (Clausura 10), Estudiantes (Apertura 10), Arsenal (Clausura 12) y Newell’s (Final 13).
· En las últimas cuatro Copas Libertadores, hubo 21 representantes argentinos y apenas tres fueron equipos grandes.
· En los últimos tres años, de entre 18 posiciones “de podio” posibles (las tres de cada uno de los seis campeonatos de la temporada), apenas tres fueron ocupadas por alguno de los cinco más poderosos.
En la Argentina, los millones que aporta el Estado por los derechos de televisión no lograron modificar el panorama, con deudas millonarias que exigen ventas continuas de futbolistas para equilibrar los presupuestos. En España, mientras los dos colosos celebran títulos, los clubes mantienen deudas sólo con el fisco por más de 600 millones de euros. Mientras tanto, la próxima Supercopa entre Real Madrid y Barcelona comenzará a las 22.30. Si el trofeo se define por la prórroga, los espectadores podrían salir del campo cerca de las dos de la mañana. Un horario necesario para transmitir el encuentro en China.
“Hemos vendido nuestra alma y no tenemos control sobre los horarios. La verdad es que no puedo decir que la televisión sea algo malo, pero no es normal que tengas una influencia tan grande en el calendario” fueron las palabras de Arsene Wenger a comienzos de 2012, cuando el Arsenal, equipo al que entrena, fue programado dos jornadas consecutivas para jugar el lunes por la tarde. A un fútbol con el alma en las planillas de rating, ojalá alguna vez le llegue el momento de un modelo sustentable.
Fuente: http://pelotaafuera.blogspot.com.es/

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Radio Plaza de la Dignidad

    Fútbol, Ideas y Revolución
    Yo aprendí por el deporte que la generosidad era mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía
    Marcelo Bielsa
    Traducir
    Contacto y Redes Sociales

    Correo:

    Correo

    Twitter:

    FRtwitter


    Facebook
    FacebookFR

    Google+

    Estadísticas del FR

    estadisticasFR50 copia

    BanderaFRondas

    Twitter
    Talleres y Actividades

    AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

    El Fantasista40

    ciclo cine FR

    unete al estrella

    Medios Populares

    FR contra el capitalismo

    barra lateral copia

    AIT

    againsfm copia

    diegonofn copia

    FR antiracista copia

    anti-represion1 copia

    no+afp1

    mapuche copia

    Internacionalismo
    Translate »