Nelson Mandela, in memoriam: “El deporte tiene el poder para cambiar al mundo”

Por futbolrebelde.org.- Nelson Mandela fue el primer presidente de Sudáfrica en ser elegido democráticamente. Representa la lucha por la igualdad, la esperanza, la tolerancia y la justicia social y racial. Combatió el apartheid, la segregación racial y la desigualdad social que sufría el pueblo sudafricano en tiempos no muy lejanos. Fue elegido Premio Nobel de la Paz en el año 1993, pero antes fue encarcelado durante 27 años por luchar para transformar la realidad de su pueblo.  Mucho de esto se hablará por estos días en los diversos homenajes que realizarán a Madiba, como le llamaba su pueblo. Se hablará de pacifismo, de reconciliación y del perdón hipócrita que exigen los victimarios, entre otros.
Pero a no creer en la historia tergiversada de Nelson Mandela que saldrá en los medios del gran capital. Probablemente compararan a Mandela con Obama, o candidatos de las derechas económica y/o fascista lo usarán de avatar de campañas polítiqueras, pero Mandela fue antes que toda su historia reciente, un revolucionario que creyó en todas las formas de lucha con tal de conseguir la liberación de su pueblo. Hay dos nudos que, en estos días difíciles para todos, intentarán no recordarse y esconderse. Muy brevemente:

MK (umkhonto WeSizwe) Symbol.jpg
En marzo de 1960, tras la Masacre de Sharpeville el PAC, el Congreso Nacional Africano, inició la resistencia armada contra el régimen del apartheid. Fue en la Conferencia Pan-Africana de 1961, cuando Mandela hizo una dramática llamada a la lucha armada y anunció la formación del “Umkhonto we Sizwe” (Lanza de la nación). El grupo armado fue dirigido por el propio Mandela. Relacionado directamente con actividades de resistencia, el ex presidente de la República Sudafricana pasó a ser considerado un terrorista. No sólo por las autoridades racistas del odiado régimen del apartheid sino incluso por la ONU. Nelson Mandela jamás renunció a ese pasado, a ese momento de su historia y del devenir de la lucha de su pueblo.
La segunda nota (innecesaria) quizás, es aún más breve: Nelson Mandela fue militante y dirigente del Partido Comunista Sudafricano. Fue comunista, nunca se autocriticó por esa militancia, desde luego, nunca. También ese compromiso es parte de su historia y de la Historia de su pueblo.
Pero relacionado con el deporte, Nelson  Mandela, fue protagonista y testigo de dos grandes hitos como presidente de Sudáfrica, el primero: Mandela salió a la cancha del estadio Ellis Park de Johannesburgo en la tarde del 24 de junio de 1995. Ante él, 65 mil espectadores, en su mayoría blancos, que esperaban la final del Mundial de Rugby de ese año entre la selección local y Nueva Zelanda, el equipo más potente del mundo en ese entonces. Mandela, que vestía la camiseta verde de los Springboks (uno de los símbolos de la represión del Apartheid antes de su llegada a la presidencia) fue recibido con un silencio incómodo pero fue aplaudido a rabiar por todo el estadio, seguido de un coro que repetía: “Nelson, Nelson, Nelson”. Esa noche, después que Sudáfrica derrotó a los All Blacks por 15-12 en tiempo extra, todo el país se unió por primera vez en una celebración deportiva que eliminó por un momento las tensiones que vivía. Por este hecho, Mandela fue protagonista de un libro (El Factor Humano) y una película (Invictus), donde se muestra el papel inspirador que tuvo Madiba en el triunfo de Sudáfrica sobre Nueva Zelandia.
El segundo, la organización del mundial de Sudáfrica 2010, muy criticada al ser considerada un despilfarro de dinero estatal y un opio para los grandes problemas de desigualdad económica y racial que siguen existiendo en Sudáfrica. Este evento ocurrió bien entrada la  democracia pactada con los dueños de Sudáfrica, que siguen siendo los mismos blancos promotores del Apartheid, y algunos negros que reconvertidos en magnates neoliberales, han traicionado el bienestar económico-social de su pueblo y etnia.
No siendo un gran fanático del rugby o del fútbol, en particular, Mandela sí fue un amante de otros deportes. En la década de los 50 fue boxeador amateur y corredor, mientras que en la cárcel se preocupó de mantener su forma física corriendo y haciendo ejercicio en los pocos espacios con los que contaba.
El deporte tiene el poder para cambiar al mundo. Tiene el poder para inspirar. Tiene el poder para unir a la gente de la manera en que pocas cosas lo hacen. Les habla a los jóvenes en un lenguaje que ellos entienden. El deporte puede crear esperanza donde antes solo había desesperación, dijo Mandela.
¡Que la historia de vida del revolucionario, del internacionalista, del presidente sudafricano, siga siendo ejemplo para todos los pueblos del mundo!…Hasta la victoria siempre, Nelson Mandela!

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Dicen: Yo quiero un técnico trabajador, ¿Pero para qué si no le vas a dar tiempo a trabajar? Si al tercer partido se va.
Ángel Cappa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »