Se nos fue Juan Gelman, el enorme revolucionario y poeta, que amaba el fútbol y al Atlanta de Villa Crespo

juangelmanPor futbolrebelde.org.- Revolucionario, poeta, traductor y periodista argentino nacido en Buenos Aires el 3 de mayo de 1930. Hijo de inmigrantes judíos ucranianos, ejerció diversos oficios antes de dedicarse al periodismo. En su juventud, colaboró en el periódico Rojo y negro. Fue uno de los fundadores del grupo de poetas “El pan duro” y fue secretario de redacción de Crisis, director del suplemento cultural de La Opinión y jefe de redacción de Noticias.
Luego de militar en el Partido Comunista (PCA), sale de este por diferencias e influenciado por la revolución cubana, ingresa a la guerrilla argentina, Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), de orientación peronista y guevarista. Y de ahí pasaría a Montoneros. Amenazado por la “Triple A” (Alianza Anticomunista Argentina), sale del país en 1975, y se convierte en una especie de embajador de la guerrilla peronista “Montoneros”.

Trabajó como traductor de la Unesco. Nunca volverá a vivir en el país. Su exilio lo llevó a Roma, a Madrid, a Managua, a París, a Nueva York y a México, donde finalmente falleció esta semana.
El Plan Cóndor desata su odio sobre los Gelman
El 24 de agosto de 1976 su hijo Marcelo fue secuestrado en Buenos Aires junto con su compañera, María Claudia García Iruretagoyena. Ella tenía 19 años y estaba embarazada de siete meses de Macarena. La pareja fue llevada al centro clandestino de detención “Automotores Orletti”, una sede del Plan Cóndor. Los restos de Marcelo fueron encontrados en 1989 por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). De María Claudia se supo que fue trasladada por oficiales de la Fuerza Aérea uruguaya al Servicio de Información de Defensa (SID). María Claudia y Macarena estuvieron juntas hasta aproximadamente diciembre de 1976 en esa dependencia de Montevideo. Los represores dejaron el 14 de enero de 1977 a la niña en una cesta en la puerta de la casa de la familia del ex-policía Angel Tauriño. Después de años de búsqueda, su abuelo Juan la encontró en los primeros meses de 2000.
En su velatorio en México, su nieta, Macarena Gelman sostuvo que su abuelo libró “muchas batallas” de las que siempre destacaba la ganada en el año 2000, cuando logró encontrarla y ayudarla a recobrar su verdadera identidad. “Lo pude conocer, pude compartir tiempo con él. Me hubiera gustado que fuera mucho más pero hicimos lo mejor que pudimos”
Su obra literaria
De su producción poética se destacan “Violín y otras cuestiones”, “El juego en que andamos”, “Velorio del solo”, “Gotán”, “Sefiní” o “Cólera Buey”, así como “Los poemas de Sidney West”, “Traducciones”, “Fábulas”, “Relaciones”, “Hechos y relaciones” o “Si tan dulcemente”. Escribe “Exilio” en colaboración con Osvaldo Bayer. “Citas y comentarios”, “Hacia el sur”, “Composiciones”, “Carta a mi madre” y “País que fue será2, forman parte de su obra. Como escritor ganó un sinnúmero de premios, entre estos, en 1997 ganó el Premio Nacional de Poesía en Argentina; el Juan Rulfo en 2000; en 2004 el Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde; en 2005 los premios Iberoamericano Pablo Neruda y Reina Sofía de Poesía. Columnista de Página/12 desde su primer número, en 2007 ganó el Premio Cervantes.
Poemas: Derrotar la derrota, sólo con su convicción, sus datos personales y referencias
Juan, tomó la decisión de matar a la derrota, homenajeando a sus compañeros y había dejado el compromiso por escrito: “Te nombraré veces y veces./me acostaré con vos noche y día./noches y días con vos./me ensuciaré cogiendo con tu sombra./te mostraré mi rabioso corazón./te pisaré loco de furia./te mataré los pedacitos./te mataré uno con paco./otro lo mato con rodolfo./con haroldo te mato un pedacito más./te mataré con mi hijo en la mano./y con el hijo de mi hijo/muertito./voy a venir con diana y te mataré./voy a venir con jote y te mataré./te voy a matar/derrota/nunca me faltará un rostro amado para matarte otra vez.”
Con el poema “Referencias, Datos personales”, realza la importancia de sus compañeros, la militancia y la construcción revolucionaria: “A mí me han hecho los hombres que andan bajo el cielo del mundo/buscan el brillo de la madrugada/cuidan la vida como un fuego. Me han enseñado a defender la luz que canta conmovida/me han traído una esperanza que no basta soñar/y por esa esperanza conozco a mis hermanos. Entonces río contemplando mi apellido, mi rostro en el espejo/yo sé que no me pertenecen/en ellos ustedes agitan un pañuelo/alargan una mano por la que no estoy solo. En ustedes mi muerte termina de morir/Años futuros que habremos preparado/conservarán mi dulce creencia en la ternura,/la asamblea del mundo será un niño reunido”.
Su amor por el fútbol y el Atlanta de Villa Crespo
Juan Gelman, como buen nacido en Villa Crespo, era hincha de Atlanta, y cultivó su amor por el club a lo largo de toda su vida. Atlanta, club fundado en 1904*, supo ser un equipo de Primera División, aunque actualmente navega en el fútbol de las categorías inferiores.  Sus hinchas han sido históricamente muy de izquierda.
Sobre su amor por Atlanta, Juan Gelman nos deja diversas confesiones en varias entrevistas: “Mis recuerdos son muchos, empezando por la calle Vera”, contó Gelman en un reportaje que en marzo de 2012 le realizó Juan Ignacio Calcagno para el sitio Sentimiento Bohemio. Primero manifestó su pasión por jugar a la pelota desde niño: “Jugábamos a la pelota en la calle, valía 20 centavos cuando era de goma, eso si teníamos la suerte de poder comprarla. Si no, era de papel y de cuerdas. En mi barrio, Villa Crespo (de clase media y trabajadora porteña), había dos clubes y dos hinchadas: Chacarita Juniors y Atlanta, y yo todavía soy de Atlanta”.
En aquella nota, evocó también a los grandes jugadores que vio en los años de Oro de Atlanta: “El gran Gatti, ese extraordinario goleador que fue Artime, Bellomo, Rocha, Bravo…”.
Pero después de los años 60 su devoción por Atlanta dejó espacio a otras y se abrió un largo paréntesis en su relación con el club. Alguna vez, consultado sobre la posibilidad de que le otorgaran el Premio Nobel, refutó con humor: “¿Cómo voy a ganar el Nobel, si soy hincha de Atlanta?”. Eran los años en los que libraba una pelea sin cuartel para que el gobierno uruguayo le permitiera conocer la identidad de su nieta.
En la citada nota de Sentimiento Bohemio, Calcagno quiso ir un poco más lejos en el pensamiento de Gelman por aquella presunta imposibilidad de ganar el Nobel siendo hincha de Atlanta. Y profundizó: “¿Hay un sufrimiento implícito en el hecho de ser bohemio?” Juan respondió con su sello de poeta, bohemio y futbolero, con el descenso a la B Metropolitana todavía fresco: “Era una ironía, claro, lo que no quita la amargura que sentí, que sentimos, cuando se iba al descenso. Sentí mucha alegría cuando ascendió a la B. El sube y baja de la vida. Y del fútbol…”.
Pero no sólo Atlanta, como club, apasionaba a Juan Gelman, sino que el fútbol en general le inspiró escribir sobre este: “hace mucho escribí un cuento sobre fútbol pero nunca se llegó a publicar”. Afortunadamente para él y para el mundo del balompié, Gelman fue integrante de una iniciativa en México de hacer un equipo de escritores para el Mundial de 2010. “Escribí unos poemas sobre fútbol porque en México había una iniciativa de hacer un equipo de escritores, de once, para el Mundial. Cada quien tiene que escribir algo, un poema o un texto en prosa. Yo escribí dos poemas”. Ese cuento y los dos poemas, a pesar de buscarlos con ansiedad, nos ha sido imposible conseguirlos. 
El Club Atlético Atlanta y su homenaje en vida: la “Biblioteca Juan Gelman”
En el año 2003, por iniciativa de una socia, Mónica Nizzardo, se fundó en el centro cultural del Club Atlético Atlanta, la “Biblioteca Juan Gelman”, que hasta hoy está en pleno funcionamiento. Ya en 2006, en un emotivo acto, el escritor volvió a la cancha de Atlanta. Eran tiempos en los que el estadio se encontraba cerrado, y el poeta, además de recordar viejos tiempos, pidió por la reapertura del Gran León.
El poeta Juan Gelman, declarado socio ilustre de Atlanta en el 2006, también apadrinó la biblioteca, uno de los grandes orgullos de los villacrespenses
Encontrarse con un poeta extraordinario, es casi un milagro de la vida. Ojalá los lectores, se encuentren con la poesía de Juan Gelman. Se darán un gran baño de compromiso y de vida.
* El Club Atlético Atlanta, no nació de la comunidad judía llegada a Villa Crespo, como muchas veces se cree, pero progresivamente el club se ha ido identificando con esta cultura.

One Response to “Se nos fue Juan Gelman, el enorme revolucionario y poeta, que amaba el fútbol y al Atlanta de Villa Crespo”

  • Les comparto mi poema, . . .

    EL FUTBOL: JUEGO CELESTIAL DEL HOMBRE

    Domingo la cita,
    lugar un estadio,
    fila de taquilla
    pesado calvario.

    Estando en la grada
    no te importa nada,
    que suenen cornetas,
    matracas, trompetas.

    Disfrutamos juntos
    ¡el juego del hombre!,
    lucen los conjuntos
    vistoso uniforme.

    Once contra once,
    el fut es romance,
    la de gajos rueda
    en cancha de seda.

    El sudor la riega
    en sana refriega,
    al balón botines,
    puntapiés afines.

    La defensa luce,
    la media se crece,
    un buen delantero
    encara al portero.

    ¡La malla se mece!,
    ¡la gente enloquece!,
    ¡la magia del fútbol!,
    ¡se ha metido un goool!

    Anotarlo es clave,
    bendita esa llave,
    el tanto es pedido
    en cada partido.

    No basta jugarlo
    pues hay que ganarlo,
    triunfar con honor,
    no hay nada mejor.

    Dura es la batalla,
    la pasión estalla,
    mas hay un principio:
    ¡que se juegue limpio!

    El árbitro pita . . .
    principio, el final,
    marcará cerquita
    imparcial penal.

    Las porras se cimbran
    a cada momento,
    aplauden, corean,
    acción y talento.

    ¡Un gran cabezazo!,
    ¡un tiro al larguero!,
    ¡bonito chanflazo!,
    ¡lance del arquero!

    ¡Deporte el más bello!,
    ¡que ganas, que entrega!,
    el fútbol se juega . . .
    también en el cielo.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, Distrito Federal, a 15 de marzo del 2006.
    Si Dios quiere, este bello poema rodará, rodará y rodará
    por el mundo, . . . como si fuera un balón de fútbol.
    Dedicado a Don Angel Fernández Rugama (QEPD)
    Reg. Indautor No. 03-2006-050413132300-01

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
No se puede decepcionar a un pueblo, aparte un pueblo tan ingenuo, tan ingenuo, que va perdiendo tres a cero con una herida abierta y ustedes hacen una jugada mínimamente positiva y se les aplaude al minuto ochenta. Este es un pueblo tan extraordinario, muchachos, tan extraordinario, tan extraordinario y ustedes son un desprendimiento de ese pueblo
Marcelo Bielsa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »