Literatura y Fútbol: “El Mundial del 62” de Mauricio Redolés [+ dos poemas futboleros]

redolesEl Mundial del 62 comenzó con mi padre desgarrado. Trató de sacar un gajo de uvas del parrón de la casa de mi abuela en calle Andes, puso su pie en un borde del muro del patio que sobresalía a unos sesenta centímetros del suelo, intentó, dándose impulso, saltar alto, lo logró a medias y se desgarró, se fracturó, se tuvo que enyesar una pierna, y usar mucho “Calorub” durante todo mayo del año sesenta y dos. Era raro ver a mi papá quedarse en la cama tomando té y comiendo tostadas, mientras que yo con mi mamá partíamos a la Escuela 20 donde ella era mi profesora. Llegábamos de vuelta a la casa en la tarde y mi papá en cama con la pierna inmóvil y “la lesera encendida”.
Siendo “la lesera”, según mamá, el receptor de radio.Entonces yo me acostaba al lado de mi padre y él me iba diciendo “hoy llegó Méjico a Cerrillos y mañana llega Checoslovaquia”. Al ver a mi papá tan interesado en el fútbol me empecé a interesar yo. Más aún cuando apareció el álbum del mundial del 62, y comencé a coleccionar sus láminas. Luego apareció el álbum de “Los Cabezones”. Estos además traían goma de mascar en cada sobre.

Yo coleccioné los dos pero nunca los completé. Pero no me frustré sino que al contrario inventé un juego que al no estar interesada mi hermana y ser mi hermano muy chico, jugaba solo. El juego surgió de la siguiente manera. Como el presupuesto hogareño, sin ser mezquino, en general era escaso, no comprábamos Goma Canario, el adhesivo escolar más popular del año 62, sino que mi madre o padre o señora del servicio doméstico me hacía engrudo para fijar las láminas al álbum.
Cuando producto del intercambio de figuritas lograba una en mejor estado que la que estaba pegada, sacaba esta última del álbum, y ponía la nueva. Como la figurita que sacaba estaba tan percudida que nadie la iba a querer, la doblaba y la guardaba.Así fue surgiendo poco a poco un par de ejércitos (“Normales” y “Cabezones”) de láminas tiesas por el engrudo, más fuertes y duraderas que las simples láminas de papel, y que se podían sostener por si solas al ser dobladas por la mitad. O sea se podían “parar en la cancha”. Con estos “monitos” como los llamaba, yo formaba dos equipos de fútbol, una selección de “Normales” y otra selección de “Cabezones”.
Con tiza trazaba una cancha en la mesita de centro del living, con palos de helados hacía los arcos y con miga de pan hacía la pelota. Jugaba solo. Un solo chute por equipo alternadamente. Trataba seguramente de que el engrudo de Leonel Sánchez fuera el más mejor. Para que ganara.
Poema 1: La persecución del poema y la poesía según mi padre conmigo jugando fútbol

Poema 2: Poetas vivos vs Poetas muertos, un hermoso homenaje aJorge Tellier, quien acababa de fallecer, y que pone el marcador 8 a 2 a favor de los poetas muertos: Escuchar

3 Responses to “Literatura y Fútbol: “El Mundial del 62” de Mauricio Redolés [+ dos poemas futboleros]”

  • Les comparto mi poema, . . .

    EL FUTBOL: JUEGO CELESTIAL DEL HOMBRE

    Domingo la cita,
    lugar un estadio,
    fila de taquilla
    pesado calvario.

    Estando en la grada
    no te importa nada,
    que suenen cornetas,
    matracas, trompetas.

    Disfrutamos juntos
    ¡el juego del hombre!,
    lucen los conjuntos
    vistoso uniforme.

    Once contra once,
    el fut es romance,
    la de gajos rueda
    en cancha de seda.

    El sudor la riega
    en sana refriega,
    al balón botines,
    puntapiés afines.

    La defensa luce,
    la media se crece,
    un buen delantero
    encara al portero.

    ¡La malla se mece!,
    ¡la gente enloquece!,
    ¡la magia del fútbol!,
    ¡se ha metido un goool!

    Anotarlo es clave,
    bendita esa llave,
    el tanto es pedido
    en cada partido.

    No basta jugarlo
    pues hay que ganarlo,
    triunfar con honor,
    no hay nada mejor.

    Dura es la batalla,
    la pasión estalla,
    mas hay un principio:
    ¡que se juegue limpio!

    El árbitro pita . . .
    principio, el final,
    marcará cerquita
    imparcial penal.

    Las porras se cimbran
    a cada momento,
    aplauden, corean,
    acción y talento.

    ¡Un gran cabezazo!,
    ¡un tiro al larguero!,
    ¡bonito chanflazo!,
    ¡lance del arquero!

    ¡Deporte el más bello!,
    ¡que ganas, que entrega!,
    el fútbol se juega . . .
    también en el cielo.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, Distrito Federal, a 15 de marzo del 2006.
    Si Dios quiere, este bello poema rodará, rodará y rodará
    por el mundo, . . . como si fuera un balón de fútbol.
    Dedicado a Don Angel Fernández Rugama (QEPD)
    Reg. Indautor No. 03-2006-050413132300-01

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Radio Plaza de la Dignidad

    Fútbol, Ideas y Revolución
    Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.
    Ernesto Che Guevara
    Traducir
    Contacto y Redes Sociales

    Correo:

    Correo

    Twitter:

    FRtwitter


    Facebook
    FacebookFR

    Google+

    Estadísticas del FR

    estadisticasFR50 copia

    BanderaFRondas

    Twitter
    Talleres y Actividades

    AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

    El Fantasista40

    ciclo cine FR

    unete al estrella

    Medios Populares

    FR contra el capitalismo

    barra lateral copia

    AIT

    againsfm copia

    diegonofn copia

    FR antiracista copia

    anti-represion1 copia

    no+afp1

    mapuche copia

    Internacionalismo
    Translate »