[Columna] Fútbol: “Un juego de niños” (Parte II)

ruandaLos otros balones: [Roberto G. Prada].- Es día de entrenamiento. Tamerat no se ata las botas, ni se pone la equipación, ni avisa a su padre para que le lleve al campo. Tamerat no tiene botas, ni equipación, ni padres. Se levanta, se lava la cara y, con su balón debajo del brazo, enfila hacia la plaza del mercado.
Porque Tamerat sí tiene un balón. Se lo hizo su hermano mayor hace unos meses. Estuvieron todo un día recogiendo bolsas de plástico por la calle para hacerlo. Y cuando ya no cabían más bolsas prensadas dentro del calcetín, salieron a recoger más bolsas. Esa es la diferencia entre un buen balón y el resto. Más bolsas de plástico.

En la conjunción de calles sin pavimentar que le sirven de campo de entrenamiento, Haftamu habla de ellos orgulloso, sin perderles de vista un segundo. De vez en cuando para su discurso para exigir a gritos más intensidad a algún despistado, pero al momento la sonrisa le delata. No tiene dureza suficiente para ser entrenador. Lo sabe, lo reconoce y le gusta. No podría ser de otra manera. En esta tierra, dice, ya hay dureza de sobra para todos estos chicos. No seré yo quien les haga sufrir más.
“Son buenos chicos”. Alguno destaca sobre el resto y poco más. “Una vez uno llegó a jugar en Addis”. Pero cuando fue a verlo allí perdió su pista. “Ahora andará por las calles, con suerte buscando algún trabajo esporádico”.  Haftamu sabe que nunca llegara a ver a ninguno de ellos triunfando. Pero cada gota de sudor, cada partidillo y cada gol celebrado le recuerdan que para ellos esto sigue siendo un juego para la vida, y no al revés como ocurre en Europa. Él no sabe inglés, pero está estudiando por las tardes con uno de los chicos que van a la escuela. Le gustaría hacer los entrenamientos en inglés. “Así estos chicos podrán sacar algo más de mí que cuatro gritos y alguna victoria contra los pueblos de al lado”, dice sin parar de sonreír; “aquí sin inglés o acabas en la calle o acabas bajo ella”.
Arsenal – City. En cualquier pueblo de Etiopía el fútbol inglés es lo más sagrado después de la religión, y pocas camisetas se dejan ver más que las de esos dos equipos. Falsas, raídas, rotas y marrones, pero con su sentimiento propio, como cualquier camiseta de fútbol. En el pueblo, los que no son del Arsenal son del City. Ha empezado la segunda parte y el partido está emocionantísimo. La pequeña pantalla apenas se ve entre el mar de cabezas que puebla la sala. Los altavoces saturan, los hombres gritan. Y fuera del recinto Tamerat, aburrido, golpea el balón de su hermano en la oscuridad de la noche. Ya decidirá a qué equipo animar cuando sea mayor. De momento prefiere el fútbol.
Fuente: http://freemasonstavern.wordpress.com/

One Response to “[Columna] Fútbol: “Un juego de niños” (Parte II)”

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
El fútbol necesita tanto de la imaginación como de la corrección.
Ángel Cappa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »