Partidazo: Ciudad de Dios v/s Villa Zavaleta !Como nos robaron!! (+Vídeo)

"En Zavaleta y Ciudad de Dios, hay miles de pibes como vos".

Por La Garganta Poderosa.- Ni el árbitro, ni el juez de línea, ni el que tiró la moneda: el director artístico de la humareda. Pues a todos los que vimos “Ciudad de Dios”, ese recorte ensangrentado de la favela sin voz, nos inyectaron la misma imagen canalla desde esa pantalla “testigo” de una supuesta verdad, que no tiene un carajo que ver con esta realidad. A esa construcción falaz, la derrumbamos en una jornada que no olvidaremos jamás, porque ni un solo minuto nos sentimos visitantes, en esa comunidad que nos hizo sentir importantes. Marchando en malón, todos con la camiseta de la Selección, caímos desde nuestras villas argentinas para interpelar a las miradas mezquinas que sólo observan con el ojo diestro, para poder vendernos su relato siniestro.
Asaltantes, asesinos, narcotraficantes y cretinos protagonizan el repetido guión de todas las películas de ciencia ficción que estigmantizan al mundo villero, replicando la lógica de cualquier noticiero. Pero lejos de toda esa cultura de la muerte, hoy tuvimos la suerte de vivir nuestra propia historia real, en el marco de nuestro propio mundial, sobre el césped de un potrero espectacular, donde todo el estadio era una gran popular.

Surcando la tierra de Pelé, en el mismísimo cumpleaños del Che, salimos con bombo, silbato y pancarta, por los pasillos de Santa Marta, cantando todos juntos una misma canción: “Mire, mire qué locuraaaa, mire, mire qué emociónnn, ¡hoy las villas te mostramos lo que nunca muestra la televisión”. Y así fue, de la mano de René, porque Houseman no sólo nos acompañó como entrenador, sino que volvió a la cancha como jugador, para que los aplausos taparan al altoparlante, cuando el partido se puso picante. Sumergidos en “la zona más peligrosa”, vivimos una tarde maravillosa, al ritmo del piberío que no dejaba de cantar: “¡Messi y Neymar, Messi y Neymar!”.
Para el resultado, van a tener que esperar, porque sea lindo o sea feo, no lo van a saber hasta ver el video, que todavía está en proceso de edición, para que no se pierda ni un solo segundo de tanta emoción. Desde la mañana, en todo momento, en cada ventana y en cada departamento, se asomaban por los caminos para saludar a los argentinos, hasta que una invasión de vecinos marcó el final del partido: “¡El pueblo, unido, jamás será vencido!”. Nada que escribamos será suficiente, para compensar el cariño que recibimos de la gente, mientras alentábamos la unidad y nos enamorábamos de esa Ciudad, que ojalá algún Dios ilumine… Cómo nos robaron, el día que fuimos al cine.
El mejor partido de nuestra vida…
Todo eso que no oíste en la crónica que escribimos, todo eso que no viste en las fotos que subimos y todo eso que no sentiste en las horas que compartimos, intentamos que pudiera caber en un solo corto audiovisual, en pos de romper el silencio sepulcral de los que perdieron su voz a manos de la película “Ciudad de Dios”. Pues la realidad se rebela frente a la industria amarilla, cuando la favela se funde con la villa, para jugar su propio picado contra la discriminación, trabando ante el mercado de la demonización. Y sí, además de organizarlo, los dos queríamos ganarlo, pero mucho más queríamos jugarlo, para demostrarle a toda la gente que la realidad es diferente al imaginario que construyen del barrio, en el cine o en el diario. Chau al mito y hola al partidazo, que terminó… ¡Con un grito y un abrazo!

Fuente: http://lapoderosa.org.ar/

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Déjenme decirles, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad. Quizá sea uno de los grandes dramas del dirigente; éste debe unir a un espíritu apasionado, una mente fría y tomar decisiones dolorosas sin que se contraiga un músculo. Nuestros revolucionarios de vanguardia tienen que idealizar ese amor a los pueblos. No puede descender con su pequeña dosis de cariño cotidiano hacia los lugares donde el hombre común lo ejercita.
Ernesto Che Guevara
Traducir
Contacto y Redes Sociales
Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter

Facebook FacebookFR Google+
Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »