Marcelo Bielsa: Lo posible ya está hecho, lo imposible lo estamos haciendo

Frases del pasado de Marcelo Bielsa que entroncan con su realidad actual.
Por Carlos Salgado.
No es una persona fácil de convencer. Sus convicciones profundas, basadas en el viejo espíritu amateur del fútbol de otros tiempos, no lo hacen presa fácil del marketing moderno. Sin ir más lejos, durante el pasado verano se habló mucho sobre su posible incorporación al Inter italiano, uno de los grandes de Europa. Pero Bielsa se negó. Y no fue de extrañar su aceptación al cargo en el Atlethic: el técnico argentino necesita sentirse a gusto con el proyecto y este tiene que coincidir con sus convicciones de vida. Trabajar sin desmayos, convicciones profundas y una identidad muy definida. El ‘Loco’ y el Athletic estaban condenados a entenderse.
Hijo de una familia tradicional de Rosario, nieto del abuelo Rafael, un prestigioso jurista que le da nombre a la principal sala de los Tribunales de la ciudad, Marcelo Bielsa se crió en un ambiente diferente al habitual de los jugadores en Argentina. Sin embargo, ya de pequeño, no buscaba hacer notar esas diferencias. Cuenta Norberto Gonzalez, ex secretario técnico de Newell´s Old Boys: “La pensión para jugadores juveniles era mi responsabilidad. ¿Cómo justificaba yo que este pibe rosarino, de familia acomodada, quisiera vivir en la pensión del club, hospedaje reservado para labradores del campo que llegaban sin nada? ¿Cómo justificaba ubicar a un jovencito al que las empleadas de su casa se dirigían a él llamándole ‘niño Marcelo’? Pero él era distinto: jamás ví que hiciese diferencias con sus compañeros”. Esta anécdota, pinta de cuerpo entero la formación de Bielsa, de donde surgen sus rasgos personales.

En una vieja entrevista concedida a la revista El Gráfico, hace más de veinte años, Bielsa decía: “La influencia de mi madre fue fundamental. Para ella nunca ningún esfuerzo era suficiente. Tengo recuerdos muy lejanos que me marcaron el destino. De chico leía El Gráfico. Mi mamá era la encargada de comprarlo y dosificarlo. Mi hermano y yo teníamos que hacer méritos durante la semana para que nos dejara ver la revista. Es apenas un ejemplo de la manera en que me criaron, con la permanente meta de la realización personal, pero también respetando la libertad de elección. La mía es una familia de profesionales y sin embargo jamás se opusieron a mis sucesivas vocaciones: quise ser jugador de fútbol y lo fui, fracasado, pero llegué a jugar en la primera de mi querido club. Luego inicié Profesorado de Educación Física, terminé la carrera y soy profesor. Finalmente, trabajo como director técnico de fútbol, sin que nadie se oponga o me mire con mala cara. Tuve el apoyo de mi familia, más allá de que mi padre jamás haya pisado un campo de fútbol: él no lo hace por oponerse, simplemente no le interesa el deporte que a mí o a mi hermano nos apasiona”. Eso lo dijo Marcelo hace más de veinte años, cuando comenzaba su carrera de técnico. Su hermano fue el Canciller Argentino en los primeros años de esta década. Los Bielsa, sin duda, son distintos. Una leyenda, en la pared de los viejos vestidores del estadio de Newell´s Old Boys cuando Marcelo era el míster, rezaba lo siguiente: ‘Lo posible ya está hecho, lo imposible lo estamos haciendo, para los milagros necesitamos tiempo’. Un lema que denota un estilo de vida.
Algo que asombra en Bielsa, es su nulo interés por buscar protección periodística. No ha sido ídolo de River o de Boca, su carrera como jugador (era central) fue muy corta. Cuando fue nombrado seleccionador argentino era casi un desconocido, a pesar de haber sido campeón de liga con Vélez en 1998 y campeón con ‘su’ Newell´s en 1991, su bajo perfil no lo ubicaba como candidato a ese puesto, reservado a ídolos del fútbol argentino, como Daniel Passarella, o históricos como Bilardo.  La prensa dominante del sector pensó que un Bielsa ‘indefenso’, necesitaria de sus servicios. Él les respondió que si daba prebendas a un medio debía dárselas a todos, por lo que les notificó que solo habría ruedas de prensa, que podrían durar lo que la prensa necesitase. Hubo una que duró casi cuatro horas. La prensa dominante no se lo perdonó nunca. Pero la Argentina de Bielsa, la de la previa al Mundial de 2002 era el mejor equipo del mundo y no necesitaba ayuda extra. La pronta eliminación en Corea y Japón desató una feroz venganza.
Bielsa, no mandó a nadie a mamar. Solo dijo que había fracasado y que él era el responsable. En 2004 logró el oro olímpico, inédito para el fútbol argentino. Un gran logro que la gran prensa argentina minimizó al extremo. Bielsa, ya sin energías, como él mismo declaró, renunció a su cargo. Renunció en su mejor momento. Campeón Olímpico, algo que Brasil aún no logró, y líder en la eliminatoria con diferencia. Parecía harto del mundo del fútbol. Se refugió en su campo rosarino, donde encontró paz y el cariño de su familia.
Un míster honesto, de autocrítica feroz: hablando sobre su época de jugador dijo hace tiempo: “Una cosa es la técnica y otra el talento. Meter un balón al espacio vacío, es algo que requiere solo de buena técnica, algo que tienen muchos jugadores. Pero tener la visión de hacerlo en un partido decisivo, en el momento justo, con la velocidad y el efecto necesarios, precisa de la llama del talento. Hacer esto con la marca encima, y nada de tiempo para pensar es cuestión de elegidos. Por eso Bochini es Bochini (ex crack de Independiente) y Bielsa es Bielsa”. Toda una definición.
Fuente: http://www.panenka.org

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
La derrota es realmente una derrota cuando no la utilizamos para aprender y mejorar, si la utilizamos para uno de estos dos fines es una victoria más
Andoni Bombin
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »