Real Mirandés

 Por Antonio Martínez
En el fútbol hay pocas cosas que den más alegría que ver ganar a un débil contra un grande, siempre y cuando, claro, el espectador no luzca los colores y emblemas del derrotado y del poderoso.
En la Copa del Rey de España, por encima de los duelos del Barcelona y el Real Madrid, lo nuevo y lo distinto es la campaña del Mirandés, equipo de Segunda B, es decir, lo que sería la Tercera División chilena, media amateur , media profesional y generalmente fuera de los titulares y lejos de las luces.
En la Copa del Rey, este campeonato paralelo a la Liga de las Estrellas, un equipo pequeño y modesto se ha instalado en las semifinales y la próxima cita es con el Athletic de Bilbao, de Marcelo Bielsa.
El Mirandés dejó en el camino al Villarreal, al Racing de Santander y al Español, en un estadio repleto y con avisos de la ferretería local, otro de neumáticos a buen precio y también una empresa de transportes y mudanzas de la ciudad: Miranda de Ebro y 40 mil habitantes. Hacia el norte de España, por la Comunidad de Castilla y León y a unos 100 kilómetros de Bilbao.

Ciudad histórica y con el señorío de no seguir a los triunfadores y millonarios de la capital o de Cataluña, sino al de la zona y al local, un club fundado en 1927 y con cosas que contar, aunque sólo las conozcan la gente y los vecinos del lugar.
En el estadio de Anduva las cifras hablan de seis mil espectadores, pero en el último partido con el Español entró el doble y la gente se agolpaba detrás de los letreros publicitarios y la cancha está tan cerca que una señora, por ejemplo, le palmoteó la espalda a la estrella local, Pablo Infante, a la hora de sacar un lateral.
Un grupo de niños abraza a un central, que sale de la cancha en busca de la pelota, para seguir rápido con el partido.
Y la mayoría de los jugadores son vecinos de a pie, funcionarios de alguna oficina o de un banco, donde les dan permiso, para entrenar por las tardes.
Las hazañas de un equipo como el Mirandés demuestran que pese a todos los cálculos, sueldos y pronósticos, de repente se producen sucesos extraños e inesperados.
Probablemente cada vez más escasos y raros, pero todo ocurre para que se hagan verdad las sentencias tantas veces escuchadas: el deporte impensado, no hay equipos chicos y en el fútbol todo puede ocurrir.
Menos que mal sigue siendo así.
Gracias al Mirandés, que no es real, pero debería: Real Mirandés.

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
El periodismo cambió mucho en los últimos años al igual que el fútbol, al igual que casi todo. El periodismo es un grupo de empresarios que tienen medios de comunicación para ganar plata, en términos generales
Ángel Cappa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »