[Columna] La desobediencia de los hinchas y sus explicaciones peregrinas

Por Juan Carlos Gimeno Ormeño (*).- Las bengalas que hinchas de la “U” han insistido en encender las últimas semanas, así como otras transgresiones a leyes y a normas de la CONMEBOL, en partidos nacionales e internacionales, han generado un intenso debate en la comunidad futbolera. Otros hinchas, periodistas y autoridades han ocupado los medios de comunicación y debate para vitorear o, mayoritariamente, reprochar estos actos. La discusión, sin embargo, se ha teñido de prejuicios y lugares comunes, cuestión que deja al descubierto la nula preocupación por entender el fenómeno y, en definitiva, dar soluciones al conflicto de la violencia en el fútbol.
Si nos centramos en el círculo de la prensa deportiva, las opiniones de reconocidos periodistas como Eduardo Bruna -la semana antepasada en El Mostrador- y Juan Cristóbal Guarello -la semana ante-pasada también en As- marcan una pauta importante. El primero ha manifestado su deseo de solucionar el problema a la inglesa -“sin que a nadie le tiritara la mano”-, idealizando un proceso que presenta numerosos ripios y que muy poco tiene que ver con las particularidades de las barras bravas chilenas. El segundo, un poco más lúcidamente, compara nuestra situación con la argentina. Pero en definitiva, ambos generalizan la problemática barra brava y la reducen a una caricatura de la misma: los que desobedecen las normas de orden y policía son una tropa de criminales peligrosos.

Nadie podría decir que la delincuencia y la violencia no son parte del fenómeno de las barras bravas en nuestro país, pero reducir el argumento a ejemplos de determinados hinchas (como Guarello hace con el Bisera) para explicar qué es la barra Los de Abajo, y con ello arribar como conclusión a que las barras son esencialmente y nada más que organizaciones criminales, resulta derechamente antojadizo. ¿Es esa es la única teoría que el periodismo deportivo es capaz de esgrimir en relación a este fenómeno? ¿En base a estos análisis es que estamos proponiendo soluciones?
Partamos por entender que el fenómeno de las barras bravas es un problema complejo en su origen y desarrollo, no una versión calcada de hinchas violentos en Inglaterra o en Argentina, como los profesionales de las comunicaciones suelen interpretar. Y en su complejidad tiene muchas aristas, pues los hinchas que participan del fenómeno viven múltiples y heterogéneas motivaciones y realidades.
Obviar que, por ejemplo, los hinchas de barra realizan navidades populares, campeonatos deportivos a beneficio, obras de solidaridad con hinchas damnificados, etc., es desconocer la otra cara de la misma moneda, una que nos esperanza en solucionar los problemas. Tomar el rostro más conveniente y mediático del fenómeno -la violencia- y, con ello, simplemente generalizar para forzar el argumento sería lo mismo que si yo, tomando como ejemplo el caso PENTA o LAPOLAR, esgrimiera sin consideraciones que los gremios de empresarios son organizaciones de criminales peligrosos y descorazonados. ¿Sería apreciada como una opinión responsable si dijera eso en este caso? De seguro que no.
Pongámonos serios en el análisis y dejemos de citar teorías peregrinas para explicar un fenómeno complejo y real. En Chile, si se quieren lograr soluciones, se hace necesario investigar el problema en su complejidad, porque así como la prensa se ha dedicado a los análisis espurios y superficiales, las autoridades concentran recursos lisa y llanamente en importar modelos foráneos -pensados para otras realidades-, financiar la represión y no en analizar soluciones más profundas, como por ejemplo, partir por estudiarlo y entenderlo en su real dimensión. Ciertamente hay investigaciones académicas al respecto, pero sin financiamiento serio y responsable cualquier esfuerzo de este tipo queda a la deriva.
Hay otra arista (además de la ya mencionada falta de investigación responsable sobre el problema) que prensa y autoridades se empecinan por igual en desconocer: la perspectiva del actor social, el hincha. Porque, a diferencia de Bruna, Guarello, José Roa o Claudio Orrego, tanto mi opinión como la de Daniel Albornoz -la semana pasada en El Mostrador- no es imparcial ni desinteresada, no intenta explicar un fenómeno que le es ajeno. Somos hinchas organizados, y la violencia dentro de la hinchada nos duele y perjudica. Pero nos duele especialmente que el hincha de galería, hijo de clase trabajadora, sea atacado y agredido por no resignarse a ser simple espectador de un show business deportivo que no le pertenece. Y nos duele hasta la impotencia ver que hinchas hermanos sufren agresiones y la vulneración de sus derechos, por dispositivos de seguridad indecentes y efectivos policiales sin escrúpulos, mientras la prensa y las autoridades callan, pues su sociología de fachada les impide ver que la violencia también tiene otros rostros.
Como hinchas sabemos que somos también protagonistas de la fiesta del fútbol, alentando al equipo de nuestros amores, gane o pierda, domingo a domingo, dentro o fuera de la cancha. Y somos muchos de esos hinchas de a pie, los vilipendiados de siempre, que no somos dueños de los -actualmente- mal llamados Clubes, los que no queremos seguir siendo silenciados y sindicados como el problema. Muy por el contrario, tenemos el propósito firme, en este tránsito histórico del fútbol-mercancía, de ser parte de la solución.
(*) Director Jurídico, Asociación Hinchas Azules
Facebook: https://www.facebook.com/asambleahinchasazules
Twitter: @asambleazules
Fotografía: www.rincondelbulla.cl
Fuente: ElGraficoChile.cl

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Cada vez el reparto del dinero se da entre menos manos. Cada vez los ricos son menos y más ricos, y los pobres son más y más pobres.
Ángel Cappa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »