[Columna] La Copa América y su falsa moral

Por Mathias Altamirano.- A raíz del actual campeonato que se está desarrollando en este lado del mundo y las muestras de apoyo que exigen los jugadores de la selección chilena. Me fue imposible no hacer la siguiente reflexión.
En primera instancia recordemos que en los partidos frente a Ecuador y México la selección chilena de fútbol reclamó más apoyo por parte de la gente que asistió al Estadio Nacional. Recordemos que desde hace un tiempo hasta acá para asistir al estadio se están poniendo un montón de trabas. Entre ellas está la monetaria. Para asistir al estadio últimamente se debe estar afiliado a sistemas bancarios o monetarios que tienen ligazón a entes que antes no existían. Antes simplemente se hacía una fila y se asistía al partido de turno. Ahora con la Copa América esto se recrudeció. Algo muy similar a lo que ocurrió en Brasil en la pasada Copa del Mundo disputada en ese país.

El tener que acceder de esta manera al estadio representa un gran problema para quienes no poseen los recursos. En mi caso voy al estadio cuando puedo y tengo el dinero para aquello. Y al no tener ninguna afiliación a ningún banco ni ningún ente que se le parezca estoy obligado a pedirle a alguien más que saque la entrada por mí. Realidad que también se manifiesta en el común de las personas que suele asistir a la galería cada fin de semana, a la popular, como se le quiera llamar. A aquel hincha que pone el aguante, el que va a cantar, a alentar, lo mismo que están reclamando los jugadores de la selección chilena de fútbol.
Tengamos en consideración en primera instancia el altísimo valor en la venta de entradas de la Copa América. Las cuales tampoco podías comprar por partido. Sino que te obligaban a abonarte a algún estadio donde se disputen los partidos de la misma. En el caso del Estadio Nacional. Los precios eran altísimos. Por ende solo pudieron acceder a las mismas aquellas personas que tuvieran una tarjeta de crédito o cualquier alternativa que te son ofrecidas por estas personas que lucran con el fútbol. Las mismas que han hecho de este deporte un negocio con todas sus letras. Las mismas que opacaron poco la alegría de este deporte. Ese sector del estadio que también representaba la resistencia.
Desde que llegaron todos estos empresarios a apoderarse del fútbol chileno ha sido así. Se ha incrementado la exclusión y como pude leer durante estos días a aquellos amantes de la moral. Pareciese que realmente se quisiese alejar a aquellos que los entes de poder han puesto como el problema, como el lumpen, como lo que se debe desechar. Les recuerdo a aquellos amantes de la moral que su comportamiento es merced a la violencia con la que son tratados. Con la que son constantemente excluidos, muchas veces inclusive, por sus propios compañeros de clase. Y esta violencia no es solo física, es psicológica, es monetaria, es la vida misma que les ha tocado. Ya que en este país la cuna prácticamente marcará toda tu vida.
Entonces, ¿de qué nos quejamos? si quienes asisten a ver estos partidos son en su mayoría gente que asiste a ver otros eventos. No son gente ligada al fútbol. Sin lugar a dudas les gusta. Por algo están pagando y están asistiendo. Pero no son ligadas a alentar, a cantar en la galería cada fin de semana, aquello se nota. Aquello también se notó en el mundial. Y no solo está ligado a la selección chilena. Ya que mejor ni hablar de los turistas convertidos en hinchas. En todos los estadios pareciese que subirle el volumen a la TV no fuese el problema. El problema es que quienes se tomaron la Copa América van a sentarse y a disfrutar del partido. Pero no son ligados a la fiesta. A aquello con lo que se nace también dependiendo de donde naciste y te criaste. El que asiste a la galería entiende de lo que hablo. Porque el fútbol es de la gente. De la que hace este deporte una fiesta.
¿Hay alguien a quien le impresione realmente que los jugadores de Chile pidieran más apoyo durante sus partidos frente a Ecuador y México? , ¿Realmente la hay? Es porque no se sientan un poco a pensar en estos puntos. Aún seguimos a la vez siendo un país muy a-político. Hay mucho en lo que trabajar, muchachxs.

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Hay dos tipos de espectadores: aquellos que aman el fútbol y aquellos que aman la moda del fútbol. Estos últimos son los peligrosos
Jorge Valdano
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »