[Columna] Gora Athletic: Apología al Supercampeón

Por futbolrebelde.org.- Esta columna tardó en salir unos días, por temas de tiempo, pero fue suficiente para leer bastante respecto a la final de la supercopa de España: Que “fue una copita”, que “el Athletic no mereció ganarla porque accedió a esta sólo porque el Barça lo ganó todo la pasada temporada, incluida la copa del rey, y no podía jugar contra si mismo”, que “los blaugranas estaban cansados”, que “no jugó Bravo el primer partido”, entre otras, han sido las excusas que hemos leído en periódicos chilenos, argentinos y españoles respecto a la obtención de la Supercopa por parte de Los Leones de San Mamés, tras un global y lapidario 5 a 1 en el ida y vuelta.
Pero lo que digan no importa, por fin el Athletic levantó una copa que se merecía hace ya largos 31 años. Quienes lo seguimos desde Latinoamérica nos sentimos muy contentos por este título, que no es la copa ni una liga, títulos a los que estaba acostumbrado el Athletic, cuando los clubes se hacían poderosos por el dinero que generaban sus hinchas por acompañar al equipo en los estadios y no por merchandising ni derechos televisivos. Es decir, el Athletic era supercampeón, antes de que el fútbol se convirtiera en un negocio donde lo más probable, es que el que se lleve la liga, sea el club que invierta más en comprarse a los mejores, ya ni siquiera sin límite de extranjeros por liga. El fútbol se puso claramente en la lógica industrial del capitalismo, bajo el mecanismo de las cadenas mundiales de producción, el fútbol europeo recibe la mejor materia prima ya sin límites de nacionalidad ni edad y el del tercer mundo vende esta ya sin límites de edad ni de madurez futbolística, una afirmación que por si sola daría para escribir un libro.Pero volvamos al Athletic.

A fines de los 80 y principios de los 90 cuando la televisión por pago no existía en Chile o era patrimonio de los ricos, y los partidos de diversas ligas, incluida la de Chile, se podían ver por televisión abierta, los conductores y comentaristas fachos, enquistados desde la dictadura de Pinochet en la TV, declaraban que el Athletic era un equipo fascista y racista porque sólo jugaba con futbolistas vascos, pero los que no confiamos de los medios del poder con el tiempo y con acceso a información que no dependía de los monopolios comunicacionales fuimos conociendo de la filosofía del Athletic, entendiendo que significaba, como su afición daba pelea por  su pueblo y nos fuimos haciendo hinchas de este por ser un club de los que llamamos del Fútbol Rebelde, un club de resistencia política, cultural e ideológica, de defensa de la autodeterminación de un pueblo, así como también lo son todos los clubes vascos, Osasuna, Eibar, Real Sociedad, Alavés, entre otros.
Es en este contexto que la supercopa es un premio gigante y merecido para un Club que ha sido consecuente en tiempos donde en el fútbol todo vale y que si bien ha tenido que adaptarse para no morir, esto no ha implicado traicionar su filosofía. Ya ganarle al FC Barcelona, con un marcador tan abultado es un mérito, para que nombrar la diferencia económica que existen entre ambos clubes, el Barça tiene una verdadera selección mundial de estrellas, los mejores extranjeros que La Masia no puede generar, y si que genera grandísimos futbolistas.
Pero nosotros le vamos al Athletic Club de Bilbao, porque fue el último club del Estado español en asociar su camiseta con una marca comercial, el único club profesional del mundo -quizás sumemos al CD Palestino de nuestro país- que reivindica desde el fútbol, el territorio histórico que su pueblo lucha por recuperar, al jugar sólo con jugadores formados en la cantera del club y contratar sólo futbolistas nacidos en Euskal Herria -la del sur, bajo dominio español, e Iparralde, la del norte, bajo el dominio francés-. Jugadores de diversos colores de piel y orígenes culturales, muchos nacidos en los pueblitos vascos y otros cuyos padres llegaron desde África y nuestra América, buscando un mejor pasar, pero que criados en la cantera bajo la enseña rojiblanca, no sólo se hicieron leones sino también vascos, un pueblo de gran riqueza cultural y capacidad de acoger a los pueblos hermanos, muy solidario e internacionalista.
Y como no olvidar al loco querido, ya que en el Athletic, ha sucedido lo mismo que en nuestra selección chilena. En Bilbao, Marcelo Bielsa, dejó una huella ética profunda en el pueblo vasco, y en lo futbolístico, plantó la primera piedra de lo que hoy es un titulo inmenso que alegra a todos los leones. Jugadores como De Marcos, San José, Gorka Iraizoz, Carlos Gurpegi, Munian, entre muchos otros, crecieron futbolísticamente de manera superlativa bajo la dirección técnica de Bielsa. Logró en el Athletic cambiar el chip del fútbol vasco tradicional, muy defensivo a veces, a los pelotazos “palante”, si le llega a algún puntero que centre y ojalá que meta el gol el 9 que suele ser un gigante. Ojo este fútbol lo juegan así creo más por las condiciones climáticas de Euskal Herria, donde llueve mucho, que por falta de técnica de sus jugadores.
Marcelo Bielsa, consiguió que la sasoi vasca, la gran fuerza y despliegue físico del futbolista euskaldun y la técnica de estos hicieran síntesis con un compromiso ofensivo y colectivo táctico tremendo, que los llevó a jugar la final de la Liga Europea y de la Copa del Rey. Pero el merito de esta supercopa es de varios, para empezar de todos los clubes vascos, que alimentan de jugadores al Athletic, de Valverde que supo jugarle al Barcelona, pero principalmente del plantel y de esa afición tremenda que tienen los rojiblancos, y que hacen sentir la localía con su pasión por la camiseta.
Y como no acordarnos de un hincha en especial que si estuviera habría gozado con todo este titulo. Se trata del compañero Iñigo Cabacas, que fue asesinado por la Ertzaintza, los antidisturbios de la Comunidad Autonoma Vasca, tras el partido de Europa League jugado entre el Athletic y el Schalke 04 en abril del año 2012, en Bilbao . Iñigo aún no recibe la ansiada justicia que su familia, sus amigos y compañeros se merecen, a pesar de las multiples pruebas que acusan a la policía de asesinato.
Si esta historia la escribiéramos en formato de película bélica diríamos para rematar, que la pequeña guerrilla de Euskal Herria, por fin le ganó una copa al Ejercito de Cataluña, esperamos eso sí, que fuera del fútbol y por el bien sus pueblos, ambos le ganen de una vez por todas al Complejo Militar-Industrial español…Gora Athletic!

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
Yo aprendí por el deporte que la generosidad era mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía
Marcelo Bielsa
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »