[Columna] La Roja y el Mall “Estadio Nacional”

Por MAQR.- Anoche fui al Estadio Nacional, puedo jactarme de haber visto un triunfo histórico de La Roja sobre Brasil pero salí con la sensación de que no había el ambiente que dicho triunfo se merecía. Hace más de 10 años que no pisaba un estadio con la selección chilena jugando, de la época de Juvenal Olmos precisamente. Fui con entrada regalada, ya que por iniciativa propia no lo habría hecho, porque hace rato que la selección chilena se convirtió en un producto y los hinchas en meros consumidores, opinión que ya tenía en esa época de malos resultados, debido a un público con actitudes más de turista que de hincha. Incomparable con el proceso que nos llevó a Francia 98, donde el público jugaba un rol esencial como el numero 12 de la selección de Salas y Zamorano. Pero claro en esa época la galería más cara costaba sólo 5 mil pesos y tuvo ese precio recién en los ultimos partidos cuando ya se jugaba la clasificación al mundial.

Ya lo dijo Eduardo Santa Cruz, durante la Copa América realizada en nuestro país: “El hincha de La Roja es un simio amaestrado que canta, grita y compra”. Y agregaba que: “Lo que llamamos “la Roja” es producto de un mercado de la entretención del fútbol mundializado por la FIFA que se despega cada vez más de lo que es el fútbol chileno. Y genera fenómenos bastante interesantes. La Roja tiene un hincha propio, aparece una suerte de equipo aparte cuya convocatoria es puramente de mercado. ¿La convocatoria de los clubes no es de mercado? Sí, también, pero incluso en los clubes privatizados todavía subsiste una continuidad con procesos culturales que vienen desde sus orígenes. Pienso, por ejemplo, en el Wanderers de Valparaíso con la identidad porteña y todo lo que tiene que ver con la representación de una ciudad y su historia. “La Roja” es un producto lanzado a un cierto segmento social, obviamente con capacidad de consumo.
Y ayer tal cual, sólo que era el hincha chileno el que trataba de simio o mono a jugadores brasileños y al arbitro ecuatoriano, menos mal que sólo eran individualidades y no una generalidad. Pero volvamos a la manera ABC1 ArribistaB1C de vivir el fútbol.
A diferencia de la actitud avasalladora que suelen tener los exponentes más tradicionales de los  segmentos sociales acomodados que se endeudan o pagan los terribles precios que cobró la ANFP contra Brasil, estos chilenos eran tan amaestrados que ni siquiera reclaman ni les interesa recibir un buen servicio como consumidores que son, e igual que en un Mall, hacían filas interminables para entrar al único baño habilitado, porque el otro estaba cerrado y custodiado por un piquete de FFEE -sin cascos ni escudos a la vista, diferente a un domingo cualquiera de fútbol en que van a la guerra-. También hacían filas interminables para comprarse el clásico sanguche de Jamón Palta -a triple precio que antaño obviamente- y luego se pasaban a la otra fila eterna, esta vez para comprarse la bebida cola imperialista. Así se perdían al menos los primeros 15 minutos del segundo tiempo. O sea, el fútbol no les interesaba en lo absoluto.
Todo esto ocurría en el entretiempo, mientras en la tribunas baratas y caras entre selfies por doquier, por altoparlantes ponían música de moda e incitaban a participar en un concurso de baile para aparecer en la pantalla gigante del principal coliseo del país, tal como si La Roja estuviera jugando el Super Tazón (o Super Bowl para los puritanos) en alguna ciudad de EEUU. La apatía generalizada, vergúenza quizás de expresarse publicamente, evitó que los más adultos fueran los protagonistas de las imágenes, más bien eran los niños quienes bailaban sin vergüenza ni cuestionamiento alguno. Peligroso porque además de esta forma de vida mercantilizada en que vivimos, estos actos son el inicio de una normalización de algo que tendrá sus efectos algunos años más tarde cuando estos niños dejen de serlo, una penetración ideólogica profunda, imitación de una cultura que no es la nuestra y de una forma de ver el fútbol que no tiene nada que ver con la pasión con que vivimos el deporte más lindo del mundo en Sudamerica.
Incluso Sampaoli y Bravo hablaron respecto a este fenomeno de desfutbolización que se vive en el Nacional cuando juega La Roja. “Me sorprendió que no estuviera a reventar y el silencio que hubo. Venimos de ganar una Copa América. Cuando vivamos momentos complicados, vamos a necesitar el aliento de la gente”, comentó el capitán Claudio Bravo.
Jorge Sampaoli fue más directo y critico respecto a los visibles vacíos del estadio camuflados por las butacas rojas y dijo que “no le atribuyo las galerías vacías a la gente, porque muchas veces no alcanza en lo económico. Es muy importante que el jugador se sienta apoyado por su país, me gustaría que fuera así para los próximos… El precio de la entrada tendrá que bajar, porque los jugadores necesitan sentirse apoyados por la gente”.
No creemos que en la SOFOFA del fútbol les hagan mucho caso, la verdad es que los que se robaron el fútbol tienen claro que Sampaoli, Bravo e incluso Dios son sus empleados y si en algún momento hablan demasiado simplemente prescindirán de ellos. Ya lo vivimos con Bielsa cuando se fue crítico y exigente. Para la ANFP más valen cien entrenadores y deportistas  domesticados, que uno imprescindible que piense y diga lo que piensa.
La cosa es que el negocio en que la ANFP y las Sociedades Anonimas han convertido nuestro querido fútbol, no sólo está matando la Liga Chilena, la ambición sin limites de los dueños del fútbol también lo está haciendo con la selección, paradojicamente en la época en que más fervor debiese generar La Roja, conociendo el clasico exitismo del hincha chileno. Demostración de esta crisis, es que cuando Chile ya había asegurado el partido con el segundo gol de Sanchez, en el último corner a favor de Brasil, Medel seguía levantando los brazos pidiendo que el publico que va al Mall de la ANFP alentara algo, o quizás los levantaba preguntándose a si mismo ¿Qué sucede? La respuesta para Gary: El fútbol negocio hace que el fútbol deje de ser lo más importante.

One Response to “[Columna] La Roja y el Mall “Estadio Nacional””

  • herrero:

    Gracias por la nota.
    Que estimulante leer sobre la otra cara del fútbol s.a. que como pueblo perdimos. Y claro, es una manifestación de nuestra cultura cada vez con menos identidad propia.
    Salud!

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Fútbol, Ideas y Revolución
En el fútbol todo se complica por la presencia del rival
Jean Paul Sartre
Traducir
Contacto y Redes Sociales

Correo:

Correo

Twitter:

FRtwitter


Facebook
FacebookFR

Google+

Estadísticas del FR

estadisticasFR50 copia

BanderaFRondas

Twitter
Talleres y Actividades

AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

El Fantasista40

ciclo cine FR

unete al estrella

Medios Populares

FR contra el capitalismo

barra lateral copia

AIT

againsfm copia

diegonofn copia

FR antiracista copia

anti-represion1 copia

no+afp1

mapuche copia

Internacionalismo
Translate »