Columna de Iñigo A.R.: En estado puro

IÑIGO A. R. / Periódico Diagonal
Dos mochilas en el suelo, una carretera poco frecuentada, un grupo de colegiales, un balón desgastado y unos padres preocupados porque su niño llega tarde a comer. Una cerveza, unos amigos, el césped a medio metro, una pancarta hecha con una sábana y 90 minutos después la preocupación de que mañana hay que ir a fichar al INEM.
Unos estiramientos hablando del Sábado, una entrada fuera de lugar, un pique que dura cinco minutos y un gol desde medio campo que por desgracia solo han visto tus nueve amigos pero que les recordarás durante años, por desgracia para ellos. Eso es el fútbol, y no todo el espectáculo económico y mediático que le rodea.

Un espacio social, un problema común, un debate, un enfrentamiento personal, una broma distendida que lo calma, una decisión que contenta a casi todos. Política, sin intermediarios, sin intereses ajenos, como el fútbol en estado más puro. “Todos los políticos son iguales”, “solo van a robar”, “les importa lo suyo y punto”… vale, pero, ¿Vamos a utilizar eso de excusa para abandonar la política? ¿Qué tiene que ver lo que sucede hoy en el parlamento con la política en el sentido más amplio? Poco, muy poco; nada. La política profesional es la degeneración de esta, su condicionamiento por entes poderosos, grandes empresas, potencias extranjeras, y por la propia codicia del ser humano cuando se ve en una situación de impunidad y superioridad como sucede hoy con los cargos políticos.
Si uno siente pasión por el fútbol, no puede renegar solo porque actualmente dominen unas estructuras perniciosas que nos distancian de él, que nos hacen rehenes de intereses ajenos, de amaños, de dinero bajo manga y de beneficios personales. Igual que en la política, hay que aspirar al cambio y defender los conceptos por encima de manipulaciones mercantiles.
* Publicado en Diagonal, periódico quincenal de actualidad crítica, nº174.

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Radio Plaza de la Dignidad

    Fútbol, Ideas y Revolución
    No se puede decepcionar a un pueblo, aparte un pueblo tan ingenuo, tan ingenuo, que va perdiendo tres a cero con una herida abierta y ustedes hacen una jugada mínimamente positiva y se les aplaude al minuto ochenta. Este es un pueblo tan extraordinario, muchachos, tan extraordinario, tan extraordinario y ustedes son un desprendimiento de ese pueblo
    Marcelo Bielsa
    Traducir
    Contacto y Redes Sociales

    Correo:

    Correo

    Twitter:

    FRtwitter


    Facebook
    FacebookFR

    Google+

    Estadísticas del FR

    estadisticasFR50 copia

    BanderaFRondas

    Twitter
    Talleres y Actividades

    AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

    El Fantasista40

    ciclo cine FR

    unete al estrella

    Medios Populares

    FR contra el capitalismo

    barra lateral copia

    AIT

    againsfm copia

    diegonofn copia

    FR antiracista copia

    anti-represion1 copia

    no+afp1

    mapuche copia

    Internacionalismo
    Translate »