Fútbol femenino en Arabia Saudita: Condenadas a la clandestinidad

Media docena de equipos femeninos desafía a la ultraconservadora sociedad de Arabia Saudí compitiendo en un torneo nacional de fútbol.
p035_f01.jpg
Amaia U. LASAGABASTER
Practicar el fútbol ha dejado de ser un estigma para las mujeres. Por estas latitudes. El debate se centra hoy en día en la profesionalización, los sistemas de competición, la presencia en los medios de comunicación… Por estas latitudes. Se acabaron los tiempos en los regalos infantiles se dividían de manera invariable en dos grupos, balones para ellos, muñecas para ellas. Por estas latitudes.
Pero el fútbol, la práctica deportiva en general, está vetada para las mujeres en buena parte del mundo. No es tanto una cuestión económica -lamentablemente, la subsistencia diaria es el único, y difícil, objetivo en demasiados puntos del planeta-, como cultural. O religiosa. Es el caso de Sudán, donde el poderoso Consejo Fiqu islámico lanzaba recientemente una fatua sobre la prohibición de la creación de equipos de fútbol femeninos en el país, pese a contar con apoyos en el Parlamento -el sur de Sudán cuenta incluso con su propia selección-, y después de que el país participara en el congreso sobre fútbol femenino organizado por la FIFA en Sudáfrica el pasado noviembre. O en Arabia Saudí, donde las mujeres tienen muy complicado, cuando no directamente prohibido, realizar numerosas actividades que en nuestra sociedad resultan tan cotidianas como conducir. O jugar al fútbol.

Pero las mujeres saudíes no se resignan. Reema Abdulá es delantera, entrenadora y fundadora del Jeddah King’s United, el primer equipo de fútbol femenino del país, creado en 2006. Hoy en día cuenta con una treintena de jugadoras de entre 13 y 35 años. Y ya no es el único. Según relata la periodista Barbara Surk para Associated Press, ciudades como Riad o Dammam ya cuentan también con sus equipos. Un total de siete disputaron, hace ya cuatro años, una suerte de Liga nacional. Una competición clandestina, apartada de cualquier mirada, al menos masculina.
Lo que hacen, explica Surk, es ilegal, aunque no existan leyes escritas en Arabia Saudí que prohíban específicamente que las mujeres practiquen deporte. Pero sí que lo dificultan sobremanera, a lo que se añaden las ultraconservadoras tradiciones religiosas del país asiático, con tanto peso como cualquier norma oficial. «Nadie nos ha dicho completamente que no -asegura Reema Abdula-. Mientras no haya hombres en el lugar y nuestro vestuario sea apropiado, no debería haber problemas». Eso implica que su equipo juegue en un campo «de dimensiones apropiadas», pero rodeado de muros.
Juegos Olímpicos
Precisamente eso, la visibilidad, complica sobremanera el segundo objetivo de Abdula, que lidera una campaña para que las mujeres saudíes no solo puedan practicar deporte, sino que tengan la posibilidad de competir internacionalmente. «Vamos a seguir los Juegos de Londres y vitorearemos a nuestros hombres, esperando que algún día podamos vitorear a nuestras mujeres -asegura-. Cuando las mujeres saudíes tengan la oportunidad de competir por su país, van a alzar la bandera muy alto». De momento no es más que un sueño. Arabia Saudí nunca ha estado representada por una mujer en los Juegos Olímpicos. Es el único país del mundo que no lo ha hecho, junto a Qatar y Brunei, después de que Yemen, Omán y Emiratos Árabes Unidos se estrenaran en Beijing 2008.
Algo que podría cambiar en un futuro no demasiado lejano. Qatar ya ha tenido representación femenina en algunos torneos y parece cada vez más probable que también vaya a tenerla en Londres 2012. En Arabia Saudí, de momento, la posibilidad no supera el umbral de los rumores.
En este caso no hay que descartar, además, que solo sea una manera de acallar las críticas que se han vertido en los últimos tiempos. Incluyendo la denuncia de Human Rights Watch ante el Comité Olímpico Internacional, al que ha instado a defender los valores de la Carta Olímpica, exigiendo al país asiático que acabe con la discriminación contra la mujer en el deporte, como condición para que pueda participar en los Juegos.
En un informe de 51 páginas, HRW documenta la situación de las mujeres en Arabia Saudí, donde se les se niega la posibilidad de recibir educación física en las escuelas, no existen competiciones oficiales o están prohibidos los clubes deportivos privados para mujeres. Una situación que choca frontalmente con el compromiso de la Carta Olímpica con la igualdad y que condena a las deportistas saudíes a la clandestinidad.
La FIFA evalúa esta semana la posibilidad de que las futbolistas usen el hiyab
La FIFA podría modificar su reglamento para permitir el uso del velo islámico, actualmente prohibido. Una cuestión que será estudiada esta misma semana en la reunión de la IFAB.
El jordano Ali Bin Hussein, miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, recuerda que esta cuestión «afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Debemos garantizar la seguridad de las futbolistas respetando a su vez la cultura y promoviendo la expansión del fútbol a todos los ámbitos sin discriminación alguna. Nuestro objetivo es que las mujeres puedan jugar al fútbol sin ningún tipo de barrera». A.U.L.
Fuente: www.gara.net

2 Responses to “Fútbol femenino en Arabia Saudita: Condenadas a la clandestinidad”

  • Fréderic Lambea:

    ¡Qué triste si ese fuera mi puto país! ¡A ellos en las olimpiadas los vitorearía su padre. El COI tiene que tomar una deterrminación de una vez para acabar con esta mosntruosa discriminación. No podemos esperar a que el país y las leyes cambien. ¿Necesita 30 más para ser un país normal? Si ellas no pueden ir, ellos tampoco y se acabó la gilipollez.

  • hola quisiera dirigir un equipo femenino de arabia saudita ,,soy d.t profesional atfa,afa y fifa ..

Leave a Reply

Escuela Fútbol Rebelde
Radio Plaza de la Dignidad

    Fútbol, Ideas y Revolución
    Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.
    Ernesto Che Guevara
    Traducir
    Contacto y Redes Sociales

    Correo:

    Correo

    Twitter:

    FRtwitter


    Facebook
    FacebookFR

    Google+

    Estadísticas del FR

    estadisticasFR50 copia

    BanderaFRondas

    Twitter
    Talleres y Actividades

    AFICHE-SERIES-FR-Aclarado.jpg

    El Fantasista40

    ciclo cine FR

    unete al estrella

    Medios Populares

    FR contra el capitalismo

    barra lateral copia

    AIT

    againsfm copia

    diegonofn copia

    FR antiracista copia

    anti-represion1 copia

    no+afp1

    mapuche copia

    Internacionalismo
    Translate »